SEIS RAZONES PARA COMENZAR A USAR DESODORANTE SÓLIDO

agosto 12, 2020

SEIS RAZONES PARA COMENZAR A USAR DESODORANTE SÓLIDO

La mayoría de nosotras compartimos la desagradable experiencia durante la pubertad de comenzar a usar desodorante para evitar oler mal. Nuestras axilas pubertas no eran buenas aliadas en esos tiempos, así que seguro nuestras madres nos compraron un desodorante comercial sin saber la cantidad de químicos nocivos que podría contener. 

Seguramente, duramos varios años utilizando este tipo de producto, hasta que empezó a difundirse información sobre los daños que los desodorantes comerciales podrían tener en nuestra piel, y la hipótesis aún no comprobada de causar cáncer de mama. Así fue que empezamos a buscar opciones naturales y con el paso de los años también sustentables. 

La mayoría de nosotras compartimos la experiencia eficaz, pero algo irritable de frotar un limón sobre nuestras axilas, esta práctica es buena, aunque no del todo recomendable, pues puede llegar a mancharlas. Después, llegó el uso de la piedra de alumbre, un mineral que debes mojar y frotar sobre tus axilas, a muchas les funciona, pero a otras no tanto porque depende de varios factores como el clima. 

En los últimos años, muchas personas han encontrado buenos resultados mezclando aceite de coco con bicarbonato, esta práctica no es recomendada para todos los tipos de piel, debido a que el bicarbonato puede llegar a ser altamente irritante para muchas personas. 

Entonces…¿qué debemos buscar en un desodorante natural y ecológico? Un buen desodorante debe tener un principio activo que impida el mal olor y que le permita a tu cuerpo transpirar, es súper importante aceptar que no tiene nada de malo sudar, es una función corporal normal que sucede cuando tenemos calor o practicamos alguna actividad física. Muchas mujeres temen migrar de un desodorante antitranspirante hacia uno con ingredientes de origen natural, debido a que estos últimos no contienen sales de aluminio, que son las que ayudan a no transpirar. Sin embargo, es cuestión de tiempo para que tus axilas se acostumbren a este cambio y así evitar los malos olores, para esto último los desodorantes naturales te pueden ayudar muchísimo. Solo necesitas algunas semanas o menos para que tus axilas se adapten y terminen amándolo. 

Te dejamos alguna razones para que comiences el cambio con nuestro desodorante sólido: 

  1.  La principal, es que no contiene empaque. Es un producto cero desperdicios, viene dentro de una bolsita de papel encerado 100% compostable que te servirá para guardarlo y cuidarlo del polvo. 
  2.  Dura muchísimo, en promedio lo puedes usar por dos meses o más. Incluso muchas clientas nos han comentado que les ha durado hasta un año y a los hombres también les encanta y funciona.
  3.  Es muy sencillo de aplicar, solo debes deslizarlo sobre tus axilas. Soporta altas y bajas temperaturas. 
  4.  Está elaborado con ingredientes de origen natural y biodegradables, entre ellos óxido de zinc no nano, arcillas, aceites, mantecas y aceites esenciales. 
  5.  Nuestro desodorante a diferencia de la mayoría en el mercado contiene solo un 3% de bicarbonato de sodio, que es la dosis máxima recomendada para un desodorante natural. 
  6.  ¡Huele delicioso! Tiene un aroma fresco, gracias al aceite del árbol de té que se combina con los efectos relajantes de la lavanda, más el limoncillo que le aporta un toque especiado, herbal  y fresco. 

¿Y tú, ya usas desodorante natural? ¡Anímate a ser parte del cambio y cambiate a lo natural!

 

Yanelli Barojas

Directora y fundadora Indra Ecosmetica